Cómo Sheffield Wednesday regresó de las tierras salvajes para estar al borde del gran momento

Esta temporada, sus seguidores comenzaron a cantar “estamos en camino de regreso” antes de la victoria 3-0 de la Copa de la Liga ante el Arsenal en octubre y subirán el volumen en Wembley el sábado. Derrota a Hull City en la final del desempate del Campeonato y el miércoles realmente habrá regresado del desierto. Sheffield Wednesday y Hull apuntan a aprovechar al máximo las oportunidades inesperadas Leer más

Cayeron un largo camino antes de enero de 2015 , cuando el club fue vendido a Dejphon Chansiri, un empresario tailandés cuya empresa familiar es el mayor productor mundial de conservas de atún, y en junio pasado, cuando un entrenador portugués, Carlos Carvalhal, se convirtió en su 11 ° gerente en 15 años en gran parte deprimentes.

Benito Carbone cree que nunca hubiera salido mal si no hubiera sido por una disputa sobre una pinta de cerveza.El centrocampista italiano con banda de alice y su compatriota Paolo Di Canio habían formado un enlace casi telepático sobre el terreno de juego en Hillsborough a mediados y finales de los 90, pero ya se estaba desarrollando un peligroso cisma en el vestidor. “Jugar con Paolo el miércoles fue mágico”, recordó recientemente Carbone. “Pero hubo problemas en el vestuario; dos italianos por un lado y los ingleses por el otro. El problema era que todos querían salir a tomar una cerveza, pero yo no bebí. Ahí es donde todo salió mal.Si tuviera mi tiempo de nuevo, saldría con ellos, tomaría Coca-Cola y bromearía sobre ello “.

En 1999, tanto Carbone como Di Canio, que infamemente presionaron al árbitro Paul Alcock el año anterior. – partió; en 2000, el miércoles fue relegado de la Premier League con Peter Shreeves incapaz de detener una caída que vio a Danny Wilson despedido en marzo. La salida de Wilson había sido precedida por llamados a su cabeza por parte de cuatro parlamentarios locales, incluido David Blunkett, el ex secretario del Interior.

Para entonces, la complacencia y la arrogancia se habían establecido: ¿cómo era el temperamental centrocampista holandés Wim Jonk? le otorgó un contrato que le ofrecía £ 5.000 por juego, dinero por pagar, incluso cuando él no apareció realmente?No es de extrañar que el miércoles llegara lo que ahora es el Campeonato de enfermería con deudas paralizantes.

La fatal campaña de 1999-2000 había sido una temporada horrible. El equipo de Wilson perdió 8-0 ante el Newcastle United, durante el cual el volátil belga Gilles De Bilde lideró un ataque desdentado. Una vez relegados, Paul Jewell, Terry Yorath, Chris Turner, Paul Sturrock, Brian Laws, Alan Irvine y Gary Megson intentaron arrestar lo que, a veces, amenazaba con convertirse en una decadencia terminal. Facebook Twitter Pinterest Gilles De Bilde se sienta en el césped de Hillsborough mientras Sunderland celebra una victoria por 2-0 en abril de 2000 para acercar al Sheffield Wednesday al descenso de la Premier League. Esa fue la temporada más reciente del miércoles en la máxima categoría.Fotografía: Michael Steele / Getty Images

Dos relegaciones, en 2003 y 2010, anunciaron descensos breves en el tercer nivel, y hubo varias órdenes de liquidación. La salvación llegó en 2010 con la aparición de Milan Mandaric, el ex propietario de Portsmouth y Leicester City. Aunque formalmente pagó solo £ 1 para comprar los Búhos, Mandaric se ocupó de una deuda de £ 1.8m con el Inland Revenue mientras también renegociaba un préstamo bancario de £ 28m.

“Mi corazón de fútbol gobernó mi cabeza de negocios, “Dijo Mandaric poco después. “Podría haber dejado que el miércoles entre en la administración, pero no quería eso. Rápidamente descubrí que el desafío era mucho más grande de lo que pensaba. Pude ver que el club había sido abusado durante 15 o 16 años. Pero es un club encantador. Sheffield Wednesday debe ser admirado.Tiene dos grandes ventajas: el nombre y el apoyo “.

Si la distancia entre los clubes es cada vez más grande, Mandaric tiene muchos puntos fuertes y sirve como recordatorio de que Sheffield es famoso por mucho más que sus siete Hills, The Full Monty y Arctic Monkeys.

A principios de los 90, el miércoles ganó la Copa de la Liga, terminó tercero en el nivel superior, compitió en Europa y fue derrotado por el Arsenal en la FA y la Copa de la Liga de 1993. finales. Dirigido por Ron Atkinson y luego por Trevor Francis, se distinguieron por un fútbol emocionante y habilidoso protagonizado por John Sheridan, David Hirst, que no pudo dejar de anotar, y Chris Waddle.Por un tiempo, incluso pareció que podrían repetir su apogeo de principios del siglo 20 cuando se ganaron cuatro títulos en inglés y tres FA Cup, pero, en cambio, un nadir atraído.

Si la intervención de Mandaric fue vital, las cosas realmente cambiaron cuando vendió el club a Chansiri por £ 37.5m, una figura clave en el Thai Union Group – dueño de la marca John West. En este momento Stuart Gray era el gerente, pero Carvalhal lo reemplazó rápidamente y aprovechó el sistema de préstamos con, entre otros, Gary Hooper, quien desde entonces completó una transferencia completa, y Michael Turner, que llegó desde Norwich. Facebook Twitter Pinterest Carlos Carvalhal, anteriormente a cargo de Sporting Lisbon y Besiktas, ha realizado un trabajo impresionante como gerente de Sheffield Wednesday.Fotografía: Martin Rickett / PA

Mientras tanto, las instalaciones de entrenamiento con fecha han sido arrastradas al siglo XXI y también se han realizado algunas compras apropiadas.Fernando Forestieri, un talentoso delantero argentino-italiano (con una desafortunada inclinación por el buceo), ha impresionado en gran medida tras su transferencia de £ 3 millones de Watford, mientras que Lucas João, un delantero portugués, llegó desde Nacional por alrededor de £ 2.5m.

< Algunos de los éxitos del miércoles, sin embargo, se deben a las actuaciones de Sam Hutchinson en el mediocampo, donde brilló el ex defensor del Chelsea, que se vio forzado temporalmente a retirarse del fútbol debido a serios problemas en la rodilla.

Calvalhal, anteriormente a cargo de Sporting Lisbon y Besiktas, es un personaje interesante que estudió para sus insignias de coaching junto a José Mourinho y ha escrito un manual de entrenamiento titulado Soccer – Developing a Know-How.Un pasaje típico dice: “La periodización táctica es un concepto de práctica que tiene una matriz conceptual”, mientras que otro capítulo aborda el “Principio de especificidad de alteración horizontal”.

Si eso suena difícil de leer a la hora de dormir para su El futbolista medio de 50 años parece mucho más claro y conciso a la hora de traducir la teoría en práctica. “Carlos es un entrenador pensante”, dice Waddle, quien todavía vive en Sheffield y se reúne regularmente con Hirst para recordar los viejos tiempos. “Mira lo que tienen los oponentes y lo que no tienen y luego intenta organizar el miércoles para causarles problemas.

” A Carlos le gusta jugar abierto, atacando al fútbol pero a la defensiva el miércoles son bastante sólidos y bastante buenos organizado. Su problema es que Hull todavía está virtualmente operando como un club de alto vuelo.Steve Bruce ha mantenido un núcleo de su equipo de la Premier League, incluyendo a Tom Huddlestone y Michael Dawson, jugadores relativamente recientes de Inglaterra. Mi corazón dice que el miércoles puede hacerlo en Wembley, pero mi cabeza dice que Hull será difícil de superar “.