Sportingbet no puede escapar de la atención en el regreso de Newcastle

Aquellos que creen que a Pardew le gusta acaparar el protagonismo presumirá que está disfrutando de estar en el centro de la historia otra vez, ya que emerge en el área técnica del lado visitante en St James ‘Park el sábado. Él sabe la recepción que se le brindará, por mucho que la prioridad de los lugareños sea rugir por su cuenta a una victoria muy necesaria. En verdad, desde que asumió su cargo en Selhurst Park hace 16 meses, el jugador de 54 años se mostró claramente incómodo Sportingbet cada vez que surge el problema de Newcastle. Premier League: 10 cosas para buscar este fin de semana Leer más

Habló sobre el tema antes de su primer partido de la Premier League a cargo después de que Palace pagó £ 3.5m para liberarlo de un contrato a largo plazo con Tyneside, presumiblemente con la esperanza de trazar una línea en todo.Siete semanas más tarde, el briefing previo a los medios antes del partido fue archivado antes de un empate 1-1 con un Newcastle supervisado por su Sportingbet amigo y ex asistente John Carver. Manteniendo ese tema, le pidió a su No2, Keith Millen, que dirigiera un medio desinflado en noviembre antes de enviar a un equipo que golpeó a los visitantes de Steve McClaren por 5-1. Ha hecho todo lo posible para desviar la atención de sus conexiones con Newcastle y Mike Ashley, pero, a pesar de todas sus tácticas de desviación, el tema será ineludible este fin de semana.

Pardew viaja al norte con la supervivencia de Palace en el El primer vuelo cercano y, apetitosamente, una final de la FA Cup contra el Manchester United se avecina grande el próximo mes. De vuelta en Newcastle, donde se lo consideraba el títere público de un Sportingbet detestable propietario, se lanzaron feroces críticas, especialmente por parte del grupo SackPardew.com.Reiteró su postura en una entrevista con el Evening Chronicle esta semana, alegando -decía Pardew de manera extravagante- que era un gerente que se contentaba con “luchar por la mediocridad a instancias del propietario, manipular a sus equipos de copa para ser golpeado deliberadamente”. y para impulsar la línea del partido a los seguidores de que el club no podría competir incluso con los rivales de la mitad de la mesa “. Y sin embargo, se ha llevado a Palace, a pesar de una lánguida carrera de la liga en la que su equipo ha logrado una victoria solitaria en 18 partidos desde mediados de diciembre, a poca distancia de un trofeo.

El grupo cree que Newcastle todavía están trabajando en una “atmósfera de desesperanza e indiferencia” que Pardew avivó en los años posteriores al haber finalizado quinto en 2012. Esas no son críticas que el apoyo del club londinense reconocería de inmediato.Es cierto Sportingbet que ha surgido escepticismo sobre la escalofriante secuencia reciente de la liga de Palace, con gruñidos de descontento por los resultados en deterioro e, inevitablemente, preguntas sobre las tácticas del manager. Aquellos en el noreste podrían aprovechar los comentarios aparentemente realizados esta semana por Lee Chung-yong, ex jugador del Palace poco utilizado, para Sports Seoul, en los que señaló la “visión a corto plazo” del gerente, como evidencia de limitaciones. Pero persiste el sentido de que Pardew está en casa en un club que, aunque es mucho más pequeño en estatus y reputación, se siente a gusto con su estructura y propiedad.Donde Ashley es detestado, el presidente Steve Parish y sus Sportingbet colegas inversores originales son apreciados.

Los empresarios estadounidenses Josh Harris y David Blitzer, que compraron una participación del 36% por alrededor de £ 100 millones en diciembre, estaban en Wembley y se reunió con Pardew y su personal el lunes para analizar el reclutamiento y las mejoras en la infraestructura y la academia. “No podría ser más afortunado que tener al dueño que tengo, y Josh y David están detrás de las decisiones de Steve”, dijo Pardew. “A fines de mayo, podemos sopesar lo que salió mal Sportingbet para no tener una carrera como la que tuvimos en la segunda mitad de la temporada nuevamente.Antes de eso, nos quedan cuatro juegos masivos que definirán toda nuestra temporada: ya sea como uno de los mejores Palace que haya tenido alguna vez, o como una decepción si perdemos la final de la Copa y terminamos en una posición baja “.

La habitación de Newcastle se estrecha, las implicaciones del fracaso son mucho más sombrías. Estaban en la mitad superior cuando Pardew partió en diciembre de 2014, pero han ganado solo 10 partidos de liga desde entonces, tomando 43 puntos de 54 juegos. La supervivencia se logró el último día de la temporada pasada y Rafael Benítez, con toda la cohesión Sportingbet notablemente mejorada en el césped, ha logrado una victoria en siete partidos.Su lucha contra Sunderland y Norwich City irá al límite, aunque la influencia del español ha hecho que la tarea de Palace sea aún más desalentadora.

“Me encantaba manejar ese club de fútbol”, había dicho Pardew cuando las cámaras tenían Todavía ha estado zumbando. “Tuve algunos momentos fantásticos allí: un cuarto de final de la Europa League, terminando quinto, siendo elegido manager del año…pero también tuve momentos muy difíciles allí. Es un club muy difícil de manejar. El club es una bestia cuando va bien, pero puede ser igualmente destructivo cuando las cosas no lo son. Por el momento las Sportingbet cosas van bien, así que es un gran oso con el que tendremos que luchar. Pero realmente no se trata de mí. “Eso puede ser demasiado para esperar.